Pisadas en el fango

Avanzo en la vida paso a paso. Me diluyo entre el transcurrir de los momentos. Espacio y tiempo se congratulan así para traicionarme. Cuando me arrojo a las eternas dudas, me vuelvo así un ser aún más finito y efímero. El papel es ese abismo que jamás nadie podrá llenar, pero que absorbe todo. ParpadeoSigue leyendo “Pisadas en el fango”

Más allá de donde llegan las palabras

Soy una criatura que tiempo atrás se dejó obnubilar por la palabra. No recuerdo exactamente cómo sucedió, pero fue demasiado fácil. Casi una necesidad. ¿Me volví así un “escritor”? Extraño título. La verdad, no me importa ya. Fui rescatado. Especialista en almas rotas y aventureras, la palabra trató con confianza, caricias y lealtad a unSigue leyendo “Más allá de donde llegan las palabras”

Fluctuaciones espontáneas

Intentar ser espontáneo da miedo casi siempre. Sincerarse, mostrarse, desnudarse, volverte vulnerable, evidenciar las heridas que nos atañen, fomentar juicios sobre nuestras acciones y pensamientos… Todas proezas incluso con los más íntimos. Incluso con uno mismo. Pero a veces, se supera el reto y se consigue. Saboreamos su esencia y la buscamos como el escasoSigue leyendo “Fluctuaciones espontáneas”

Hoy voy a ser eterno

Hoy voy a ser eterno. Me dejaré acariciar por cada segundo hasta que merezca un poco más la pena mi existir. Con o sin miedo, por fin me zambulliré en una zona olvidada y marginal de mi mente: los sueños. Aquellas creencias que sacrifiqué tiempo atrás, no se fueron del todo, pese a todos losSigue leyendo “Hoy voy a ser eterno”

Fluctuaciones irresolubles

El ruido embriaga una vez más al silencio. Estoy nervioso la verdad. Observo expectante una nueva contradicción en mi ser. Danza con un caótica elegancia, como una espiral de papeles es llevada por un viento cálido. Simplemente fluctuá etérea en libertad. Mi mente se dispersa otra vez, presa y depredadora de si misma. Se engalanaSigue leyendo “Fluctuaciones irresolubles”

Otoño

Exploto en una amalgama de hojas secas, me alzo entre un follaje camuflado en el suelo. Una música rota y triste que despierta entre el chapoteo de los infantes sobre mis restos. Me consolida un cuerpo delgado y débil , pero con una raíz fuertemente arraigada. A veces, me sintetizan en un árbol desnudo cuyasSigue leyendo “Otoño”

Un penal encriptado

Libero mis prisiones emocionales encadenadas a los demonios internos. A expensas de mi cautiverio, se mueven en libertad. Los defectos. Aquellos que regurgitan mis problemas hasta volverlos su funesto alimento. Heridas sazonadas en cicatrices son los guardianes de mi penal. Su silbido penetrante, ese eco del dolor, te abraza y recubre con su asfixiante atmósfera.Sigue leyendo “Un penal encriptado”

Pesadillas anquilosadas anhelan esperanza

Me levanto y ya no se porqué… si soy honesto. Hoy es un mal día dentro de una horrible y oscura racha, me siento una pesadilla cuya sombra ha digerido un abismo. Una vez más, esqueletos de maniobras truncadas danzan en mis manos, así mi existencia se volvió un juego de malabares malditos. Mis sueños,Sigue leyendo “Pesadillas anquilosadas anhelan esperanza”

Fuera de órbita

Busco otro secreto que me convenza de la realidad, otro enamoramiento rápido y desorbitado. Romperé así el ritmo de las vueltas de la vida. Evitaré ser otro planeta esclavizado y solitario que gira entorno a su astro. Viviré fuera de órbita. Gastaré todas mis fuerzas en despertar mi cuerpo, que se mueve como un autómataSigue leyendo “Fuera de órbita”

Oda al cansancio

Hoy me he despertado con un sentimiento curioso, primordial y sincero: el cansancio. Me ha embriagado hasta derrumbarme como el perfume del alcohol o el veneno. Me ha aplastado sin compasión como la palma de una mano a un mosquito despistado. Esa carismática extenuación es confiable, pues sabes que nunca te va a fallar. InclusoSigue leyendo “Oda al cansancio”