Siempre serás tú

Me agrandas y me empequeñeces fácilmente como a un chicle. Te adentras en mí como el eco masculla al sonido o la luminiscencia multicolor invade un amanecer. Definitivamente, me cambias ¿sin retorno?, porque lo que das, también lo puedes quitar. Con la facilidad de un latido tembloroso me adentro en tu esencia, para al finalSigue leyendo “Siempre serás tú”

Tus regalos

Si pudiera devolverte un momento… sería siempre. Así me hacías sentir con tu apoyo, una cálida caricia capaz de apagar mis inviernos más anquilosados. Tu contacto era sincero y puro como un rayo del Sol abrazando una eterna sombra. Al principio, me desencajaba salir de mis límites, luego me di cuenta de que eran merosSigue leyendo “Tus regalos”