Nuestro último beso 

La amargura envolvía nuestro último beso. Concentraba la frescura de la muerte. Un último aliento fúnebre para celebrar que algo se acaba. Fue tan inesperadamente traicionero, ejercido más por la tradición que por la sincera necesidad del momento. Nos miramos sabiendo que ya no ejercía su función inicial: unir labios que se quieren.  En esteSigue leyendo “Nuestro último beso “

La campana

 Soy esa campana dormida capaz de crear el más atroz y oxidado ruido o volverme música eterna y armónica. Habito en lo más alto de las cumbres de la soledad y algún día moriré oxidada. Mis tañidos, como latidos metálicos, dependen del tacto de mis acompañantes. Desde mis entrañas devoro los golpes y los transformoSigue leyendo “La campana”

Tus regalos

Si pudiera devolverte un momento… sería siempre. Así me hacías sentir con tu apoyo, una cálida caricia capaz de apagar mis inviernos más anquilosados. Tu contacto era sincero y puro como un rayo del Sol abrazando una eterna sombra. Al principio, me desencajaba salir de mis límites, luego me di cuenta de que eran merosSigue leyendo “Tus regalos”

Azucarillo envasado

Me siento como un azucarillo despeñándose hacia el café. Tendré una muerte dulce, me descompondrá intensamente entre un ancestral sabor. De mí solo quedará un poso bruñido en rota espuma y restos de bebida. Pero al menos me atreví a abrirme, a disfrutar de la libertad pese al miedo y su constante carga. Al final,Sigue leyendo “Azucarillo envasado”

Pisadas en el fango

Avanzo en la vida paso a paso. Me diluyo entre el transcurrir de los momentos. Espacio y tiempo se congratulan así para traicionarme. Cuando me arrojo a las eternas dudas, me vuelvo así un ser aún más finito y efímero. El papel es ese abismo que jamás nadie podrá llenar, pero que absorbe todo. ParpadeoSigue leyendo “Pisadas en el fango”

Reflexiones rápidas marcianas

Ser resiliente no te da derecho a maltrarte y apurarte tanto. No se puede ir siempre de límite a límite como si la vida fuera una partida de ping pong truculenta. ******************* Esa niebla aciaga que me envolvía era solo mi mente. Más que alejarme de esa eterna noche y su abrazo henchido, probé aSigue leyendo “Reflexiones rápidas marcianas”

Fluctuaciones irresolubles

El ruido embriaga una vez más al silencio. Estoy nervioso la verdad. Observo expectante una nueva contradicción en mi ser. Danza con un caótica elegancia, como una espiral de papeles es llevada por un viento cálido. Simplemente fluctuá etérea en libertad. Mi mente se dispersa otra vez, presa y depredadora de si misma. Se engalanaSigue leyendo “Fluctuaciones irresolubles”

Otoño

Exploto en una amalgama de hojas secas, me alzo entre un follaje camuflado en el suelo. Una música rota y triste que despierta entre el chapoteo de los infantes sobre mis restos. Me consolida un cuerpo delgado y débil , pero con una raíz fuertemente arraigada. A veces, me sintetizan en un árbol desnudo cuyasSigue leyendo “Otoño”

Un penal encriptado

Libero mis prisiones emocionales encadenadas a los demonios internos. A expensas de mi cautiverio, se mueven en libertad. Los defectos. Aquellos que regurgitan mis problemas hasta volverlos su funesto alimento. Heridas sazonadas en cicatrices son los guardianes de mi penal. Su silbido penetrante, ese eco del dolor, te abraza y recubre con su asfixiante atmósfera.Sigue leyendo “Un penal encriptado”

Fuera de órbita

Busco otro secreto que me convenza de la realidad, otro enamoramiento rápido y desorbitado. Romperé así el ritmo de las vueltas de la vida. Evitaré ser otro planeta esclavizado y solitario que gira entorno a su astro. Viviré fuera de órbita. Gastaré todas mis fuerzas en despertar mi cuerpo, que se mueve como un autómataSigue leyendo “Fuera de órbita”